Una Droga Camuflada

Para nadie es un secreto que las drogas son solo un camino de perdición y destrucción, todos dentro de nuestro núcleo familiar queremos impartirles este conocimiento y advertencia a nuestros hijos y eso está muy bien. Sin embargo, actualmente existe una droga letal, dañina y que está acabando con la salud de los que más amamos sin siquiera saberlo o pasándolo por alto.

Esta camuflada droga se llama AZÚCAR, si el azúcar es considerado un tipo de droga porque es altamente adictiva y es un peligroso que puede dañar y afectar la salud de forma silenciosa. 

Hoy en día, más del 80% de los productos en la canasta familiar, son añadidos con azúcar, en una cantidad mínima o máxima, pero todos incluyen el azúcar en sus ingredientes. Lo cual hace al consumidor cada vez más adicto a los productos y comidas dulces. 

Estudios como los de Almodóvar, relacionan el alto consumo de azúcar, con el riesgo de sufrir “síndrome metabólico”, un conjunto de dolencias que aumentan las posibilidades de padecer enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, enfermedades coronarias y hepáticas. Elementos clave de ese síndrome son el exceso de grasas en sangre o triglicéridos, colesterol alto, hipertensión, glucosa alta en sangre o grasa acumulada en el vientre. 

Todo indica que no son las grasas, ni la sal, ni el sedentarismo lo que ha provocado la actual pandemia de obesidad. Como escribía Jacques Peretti en The Guardian en 2013, es el alimento que comemos, más específicamente la gran cantidad de azúcar en los alimentos”.

“el azúcar actúa en el organismo como una droga con un elevado potencial adictivo provocado por la enorme secreción de dopamina que actúa sobre el cerebro estimulando una ingesta posterior”. Es decir, cuanto más azúcar tomamos, más ganas tenemos de volver a tomar. Con el agravante que “para alcanzar el placer cada vez se necesitará consumir una cantidad mayor”.

Teniendo en cuenta esta problemática y sabiendo cuán difícil es controlar todo de nuestros hijos, Control Academic ha desarrollado una poderosa herramienta llamada Control Food, este módulo le permite a usted como padre de familia hacer un control de los alimentos que su hijo puede comer, así como también bloquear los productos que usted no quiere que el niño consuma, como bebidas azucaradas o golosinas en exceso, Control Food también tiene una forma de controlar el gasto alimenticio de su hijo, recargando a través de plataformas de pago un monto de dinero que el niño puede gastar por día. 

Lo invitamos a ver el impacto positivo que este módulo ha tenido en la vida de cientos de niños y padres de familia de las instituciones que hoy lo implementan

Sin Comentarios

Escribir un comentario